Blog - Dosis de arte

26 julio 2017 / Cine

Tomboy - Céline Sciamma

En esta película francesa de 2011 Mikael o Laure se siente diferente. La gente lo ve de una manera, él o ella se siente de otra distinta. Quiere pasárselo bien, no quiere hacer daño a nadie, sobre todo a su familia que la quiere y a los que quiere tanto. Es un niño y quiere jugar, explorar, divertirse, aburrirse, que lo dejen en paz, quiere ser como le dé la gana. La cámara captura con delicadeza gestos y miradas, la piel, pequeños cambios. Los niños actúan sorprendentemente bien, la directora tiene buena mano con ellos (ver también su película Girlhood de 2014). Buena para: ver durante un verano largo y cálido, cuando te sientes diferente, entender a los niños no como juguetes que hacen monerías sino como personas en desarrollo.